¿Has oído hablar alguna vez del sistema vestibular? Si la respuesta es no, debes saber que el sistema vestibular es el encargado de controlar el equilibrio y el control espacial. Se encuentra situado en la parte interna del oído y consta de dos partes, los conductos semicirculares y las máculas del utrículo y el sáculo. Si quieres saber más sobre este aparato del cuerpo humano, continúa leyendo y descubre sus principales funciones. 

¿Cuál es la función del sistema vestibular?

El sistema vestibular tiene varias e importantes funciones dentro de la anatomía humana. Como hemos dicho antes, está formado por dos partes que se encargan de analizar distintos aspectos:

  • El utrículo y el sáculo: son los encargados de detectar las aceleraciones lineales y también la posición de la cabeza. El utrículo desempeña esta función en el plano horizontal; mientras que el sáculo lo hace en el vertical. 
  • Los canales o conductos semicirculares: detectan las aceleraciones angulares que tienen lugar en la cabeza. 

El sistema vestibular trabaja en conjunto con el sistema visual, formado por los ojos, los músculos y las partes del cerebro encargadas de poder ver. De esta forma, este sistema nos proporciona una sensación de equilibrio e información sobre los movimientos y la posición de la cabeza. Así, evitamos que los objetos de alrededor se vean borrosos al caminar y mover la cabeza.

El sistema vestibular también es el responsable de que mantengamos la conciencia de la posición al caminar o correr.

¿Qué causan las alteraciones en el sistema vestibular?

Una enfermedad o lesión puede dañar el sistema vestibular y causar un desorden que puede agravarse por factores genéticos o medioambientales.

Dado que el sistema vestibular es el encargado de procesar la información sensorial del control del equilibrio, si una enfermedad lo llega a dañar, se podrían desarrollar los siguientes síntomas:

  • Mareos 
  • Vértigos 
  • Problemas visuales 
  • Desorientación espacial 
  • Desequilibrio 
  • Cambios psicológicos o en el comportamiento 
  • Cambios en la audición 

Neuritis vestibular 

Un ejemplo de alteración del sistema vestibular es la neuritis vestibular, una infección provocada por un virus que produce que el nervio se inflame. Esto hace imposible la transmisión de información sobre la posición del cuerpo que se obtiene en el oído interno, por lo que la sensación de equilibrio se altera y se perciben sensaciones de movimiento falsas. 

Dado que no existen medidas preventivas para evitar esta infección, lo mejor es acudir inmediatamente a un especialista si se detectan alguno o algunos de los síntomas ya mencionados anteriormente. 

El profesional se encargaría de realizar un examen otológico y recetar los medicamentos que viera oportunos.

Ejercicios de estimulación vestibular  

Algunos niños pequeños pueden presentar un sistema vestibular alterado y tener síntomas que van desde las náuseas y los mareos, hasta la pérdida del equilibrio y malas posturas, entre otras cosas. 

Por esta razón, es muy recomendable que los padres de niños pequeños realicen con ellos algunos ejercicios para que puedan desarrollar su aparato desde la niñez, que también es fundamental para regular sus niveles de alteración.

De esta manera, la estimulación vestibular puede ser una herramienta clave para controlar la alteración en niños y conseguir una atención plena y tranquila. Existen algunos juegos de equilibrio y coordinación para estimular el sistema vestibular de los niños. Algunos de ellos son:

  • Tumbar al niño boca arriba y hacer que gire sobre sí mismo.
  • Sentarlo sobre una superficie inestable, como una pelota de gran tamaño y balancearlo para que intente no caerse.
  • Realizar juegos al aire libre, como parques y circuitos especiales.
  • Hacer ejercicios que impliquen movimientos de rotación como giros, balanceos o remolinos, entre otros muchos.

Otras formas para estimular el sistema vestibular

Otra buena forma de trabajar con ellos este sistema, es practicando bailes en los que tenga que mover la cabeza y el cuerpo. 

Todas estas actividades que impliquen mover la cabeza y ser conscientes de la posición de su cuerpo, fomentan un buen desarrollo del sistema vestibular desde una edad muy temprana. Practicarlos en casa con ellos puede ser, además de divertido, muy preventivo y saludable. 

Si crees que puedes tener algún trastorno de este tipo y no sabes qué hacer, ponte en contacto con nosotros.

Somos una clínica de osteopatía en Pamplona especializada en osteopatía, tanto para adultos como para bebés y niños. Contamos con un equipo de alta formación y con mucha experiencia. 

Compartelo:
Call Now Button