El diafragma es un músculo fundamental que participa en múltiples procesos vitales en nuestro cuerpo como el respiratorio y el digestivo. Siempre está en constante uso y movimiento y cuando presenta una anomalía no tarda en hacerse notar. Si crees presentar algún tipo de dolor en el diafragma, te contaremos cuáles son sus síntomas y causas a identificar.

Síntomas de dolor en el diafragma

El dolor en el diafragma no aparece de la nada, este surge como síntoma de lesiones, espasmos o anomalías producidas internamente. Estas se pueden presentar de diferentes formas. Los síntomas más comunes son:

1. Dificultad para respirar

El diafragma es el músculo más importante para la respiración, está ubicado justo debajo de los pulmones y con un simple de ejercicio de inhalación y exhalación, sentirás como se contrae y expande la caja torácica, esto es gracias a la función del diafragma. Si realizaste ese pequeño ejercicio con facilidad, ahora imagínate como sería realizarla con una constante presión dentro de él, como si de un bulto interno se tratase. 

Cuando existe dolor en el diafragma, por su importancia en el proceso respiratorio y su ubicación central en el tronco del cuerpo junto a los pulmones y costillas, limitará la capacidad de respiración en quien lo padezca. Derivando a otros problemas como la respiración acelerada o la baja presión arterial.

2. Dolor en el pecho, hombro y abdomen

Es muy extraño escuchar espontáneamente algo como el dolor de diafragma, por el contrario, el dolor torácico si es algo fácil de identificar. 

Zonas como el pecho, los hombros o el abdomen se ven afectadas ante una anomalía en el diafragma al ser estructuras vecinas. Tiene relación con estas zonas y el dolor se extiende hasta ellas, presentando sensaciones de tensión, fatiga, malestar, o como si de un fuerte golpe en el abdomen se tratase. 

3. Problemas posturales

Al ser estructuras vecinas, el diafragma tiene una importante influencia en la posición de las vértebras lumbares, tronco y cervicales. Por lo que un dolor en el diafragma puede gradualmente convertirse en un problema postural en la zona dorsal y lumbar.

Causas de dolor en el diafragma

Existen múltiples causas para que aparezca un dolor en el diafragma, debido a su estrecha cercanía con diferentes partes del cuerpo, es una zona susceptible a lesiones y anomalías. Las causas más comunes de dolores en el diafragma son:

1. Defectos congénitos

En ocasiones los problemas en el diafragma son adquiridos congénitamente por problemas en el desarrollo embriológico. Uno de los defectos congénitos más comunes es la hernia diafragmática, esta es una anomalía en la cual la persona nace con un orificio en el diafragma generando una distribución anormal de los órganos en el torso.

2. Golpes, lesiones, accidentes

¿Alguna vez te han golpeado en el abdomen? Esperamos que no, pero si conoces esa sensación, presentaste un dolor temporal en el diafragma. Cuando recibimos un golpe en el abdomen, este llega al diafragma generando una parálisis temporal, por lo que será muy difícil de respirar y de mantener la calma durante ese corto tiempo.

Sin embargo, esto ocurre en solo cuestión de minutos, mientras que cuando se trata de una lesión en el diafragma, es un dolor constante hasta que sea tratado. Las causas más comunes de lesiones son fuertes golpes, accidentes o mala praxis médica.

3. Aleteo diafragmático

El aleteo diafragmático es una alteración del movimiento que produce espasmos frecuentes en el diafragma. Estos espasmos aparecen repetitivamente, afectando la calidad de vida de quien lo padece.

4. Hernia de hiato

A diferencia de la hernia diafragmática, la hernia de hiato no se trata de un problema congénito, sino de una afección adquirida tras el paso de los años. Esta produce fuertes problemas digestivos como acidez, problemas para tragar o náuseas constantes. Es generada por una abertura entre el diafragma y el estómago y comúnmente se desarrolla a partir de los 50 años de edad.

Tratamiento para problemas en el diafragma

Los tratamientos para los problemas en el diafragma dependen de las causas de cada caso, por lo que si presentas dolores o anomalías, lo recomendable es que consultes con un especialista para obtener un diagnóstico. Sin embargo, estos se suelen tratar con diversos ejercicios de respiración, movilidad y resistencia.A menos que se trate de defectos congénitos o lesiones graves, los dolores en el diafragma pueden solucionarse en poco tiempo a través de una ayuda especializada y un cambio de hábitos para controlar los síntomas presentes. En nuestra clínica de osteopatía podemos ayudarte a recuperar tu salud tratando tu caso a través de técnicas manuales de fisioterapia y osteopatía.

Compartelo:
Call Now Button